Historia

La tradición cuenta que Roma fue fundada en el año 753 a.C., cuando Rómulo, trazando un surco, delimitó los márgenes del primer núcleo de la Ciudad. Después de Rómulo, se sucedieron otros seis monarcas.

El desarrollo urbano de Roma durante el periodo monárquico fue consecuencia del notable aumento demográfico que se verificó en la ciudad y que llegó, en el año 500 a.C., a unos 15.000 habitantes repartidos en el núcleo urbano. Numerosas obras públicas y monumentos de gran valor artístico empezaron a embellecer la ciudad.

Con la llegada de la República, el Senado siguió eligiendo al responsable del estado. A nivel militar, la joven República tuvo que hacer frente, casi inmediatamente, a las amenazas etruscas y tuvo que combatir una guerra contra la Liga Latina, que no estaba dispuesta a seguir soportando la superioridad territorial romana. no obstante esto, ya hacia finales del siglo VI a.C., Roma ocupaba una posición hegemónica en la zona sur del Tíber, en la región del Lazio.

En el año 390 a.C. Roma sufrió el ataque y la invasión de los Galos. En el año 264 a.C., con la excusa de controlar la zona oriental de la isla de Sicilia; Roma y Cartago se enfrentaron dando lugar a la I Guerra Púnica.

En el 218 a.C. las armadas cartaginenses, con Aníbal al mando, llegaron a España provenientes de España, una vez atravesados los Pirineos y los Alpes y obtuvieron importantes victorias a lo largo de toda la península. cuando Roma, a consecuencia de estos ataque, se encontraba prácticamente indefensa, una acción diversiva llevada a cabo en África por el general romano Scipione “el Africano”, obligó a las armadas de Aníbal a abandonar Roma y volver a Cartago.

En el año 71 a.C. Pompeyo y Crasso, ambos investidos con el cargo de Cónsul, dieron un nuevo valor al papel del Senado, favoreciendo a los tribunos y a los caballeros. Precisamente este duelo entre el partido de los populares, del que Pompeyo y Crasso eran los representantes y el Senado, favoreció el acuerdo entres los dos Cónsules y Cayo julio César, un joven aristocrático.

Durante los siglos I y II d,C., tras el terrible incendio que destruyó Roma durante el principado de Nerón, se asistió a un desarrollo urbanístico de grandes dimensiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: