Coliseo

Este anfiteatro, cuyos restos imponentes permiten todavía admirar su antiguo esplendor, fue comenzado por Vespasiano en el año 72 d.C y terminado por su hijo Tito en el año 80. Su verdadero nombre es Anfiteatro Flavio; común mente fue llamado Coliseo, quizás por la proximidad del Coloso de Nerón.

Cuando, con la catástrofe de los normandos, de la clásica y de la antigua Roma, no quedó más que el esqueleto, también el Coliseo quedó abandonado, siendo, durante largos años cantera de material, que era más que suficiente para construir casi una ciudad.

Los espectáculos preferidos por los romanos eran los juegos de circo (ludi circenses), juegos que, según todas las suposiciones, fueron inventados en los últimos tiempos de la república, a fin de excitar y alimentar con ellos el espíritu guerrero que los hacía dueño del mundo. Esto dio origen a la profesión de gladiadores, los cuáles se adiestraban en el manejo de las armas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: